Bienvenidos a Miami

Llegar a Miami sin una idea preconcebida de lo que me iba a encontrar me parecía algo imposible… Miami ha pasado cientos de veces delante de nuestros ojos en formato de serie americana, anuncio, video-clip o relato de alguien que pasó antes por aquí.
Pero a mí me gusta llegar a los sitios por primera vez desprovista de ideas preconcebidas. Me gusta llegar sin saberlo todo y después, dejarme sorprender por mis sentidos, por mis propias experiencias. Recorrer sus calles, probar su comida, identificar sus colores y olores, descubrir a su gente… no siempre  lo que vemos nos resulta familiar y no siempre nos gusta lo que vemos… pero lo seductor es descubrir. Y no dejar de hacerlo a lo largo de nuestra vida… conocer sitios nuevos, nuevas culturas, tener experiencias diferentes e iniciar nuevos proyectos. En definitiva, asomar la nariz por nuevas ventanas… y caminar siempre con los sentidos bien abiertos… aprender y desaprender y volver a aprender… porque de casi toda nueva experiencia se obtiene nueva inspiración…

Intenté hacer eso mismo al llegar a Miami. Mis primeras impresiones pronto se convirtieron en mis segundas y éstas rápidamente fueron reemplazadas por las terceras… y aquí sigo, sin dejar de observar porque todavía me encuentro en proceso de inmersión, cambiando impresiones… unas por otras, y juntándolas todas… (¡igual hasta me da para una colcha! 😉 )
Y como éste es un blog de maquillaje, lo que voy a hacer es centrarme en ese tipo de impresiones… y lo que destaco no es su culto al cuerpo. Que lo hay. Su querer ser visto y aparentar. Que lo hay. Su cultura de consumo. Que también existe… prefiero quedarme con algo que me ha llamado la atención y es su capacidad natural para sentirse Sexy.
No se me ocurre una palabra mejor. Y tampoco recuerdo el momento en que debí desterrarla de mi diccionario, pero debió ocurrir porque no recuerdo haberla utilizado antes para referirme a alguien… pero aquí, en Miami, definitivamente cobra todo su sentido. Aquí, he entendido qué es ser sexy… y sexy en Miami no tiene mucho que ver con lo que marca la báscula, ni con tu facciones perfectas, ni siquiera con la despreciada celulitis… ser sexy tiene mucho que ver con un estilo de vida en el que te permites gustarte y disfrutar de la vida. Divertirte con el maquillaje y con la moda, disfrutar con los placeres culinarios, con bailar cuando te apetezca, con ser tu misma y con atreverte a sentirte deseada. Después de ver todo este espectáculo de luz y color vestido de actitud, creo que todas las mujeres de este mundo tienen la capacidad de ser sexies, si quieren serlo. Y eso, a veces, no lo aprendes hasta que no llegas a Miami.
♪♫ ♪….Welcome to Miami, Bienvenido a Miami… ♫ ♪♪
Anuncios

16 comentarios en “Bienvenidos a Miami

  1. No sabía que ya andabas de vuelta por el blog y qué bonito post, por cierto. Me gusta el tema de ir sin ideas preconcebidas, a dejarte sorprender, creo que es una manera muy sana de ir por la vida. Un beso y bienvenida!

  2. A veces es toda una hazaña saber transmitir una vivencia o un sentimiento con palabras… Pero en este caso lo lograste perfectamente! Y que importante lo que dices de sentirse sexy, que en el fondo es estar tan segura de una misma que da igual lo que te pongas o quien pueda mirarte, lo importante es lo cómoda que estés contigomisma!

    Que lindo es tu blog 🙂

    Un besote,
    Nati de PURO VINTAGE

  3. Realmente da gusto descubir estas vivencias a traves tuyo! Sigue disfrutando y descubriendo tanto para contarnoslo y poder aprender cosas nuevas! Besosss

  4. Ohhhh… aquí estás otra vez!
    Qué decirte de viajar? pienso exactamente igual que tú.. viajar es absolutamente maravilloso, te abre los sentidos, te hace plantearte la vida de otra forma, te ensancha el alma…
    Y también de acuerdo contigo en que ser sexy es más una actitud que otra cosa…. ay! si nos quisiéramos un poquito más tal y como somos…
    Vive esta nueva aventura que tienes delante con pasión y alegría, que la vida son dos días!
    Muchos besos guapísima (lo de guapísma: por dentro y por fuera)

  5. No puedo estar mas de acuerdo contigo Cris y no es algo que, por mi experiencia, solo pase en Miami, sino en todo U.S.A. Yo alli aprendi a sentirme sexy sin importar la talla, peso y gramos de celulitis…la belleza y “sexyness” es una actitud que se tiene o no se tiene… Me alegro que estes de vuelta…te he echado de menos…un besito bonita!!!

Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s