La maldita ojera

Hoy os voy a contar un truco porque se que no se lo contaréis a nadie.

Este es un consejo para ese momento en que ya te has aplicado el corrector y todavía sigues percibiendo esa maldita sombra en ese maldito punto que está bajo el bendito lagrimal y muy cerca de tu nariz.

maldita_ojera

Algo que puede ayudar a solucionarlo es aplicar un poco (un pe.o.ce.o) de iluminador en crema en ese punto, difuminándolo a continuación.

Además, puedes aplicar el mismo corrector de ojeras por la zona del lagrimal, llegando a tocar la nariz y subiendo hasta la zona de los párpados inclusive, especialmente si no tienes pensado aplicar sombra de ojos y salir por ahí con la piel al aire (¡hala, descarada!).

Besos

Anuncios

5 comentarios en “La maldita ojera

  1. Seguiré tu consejo, aunque he llegado a un punto donde considero las ojeras parte de mí y ya ni me molesto en luchar contra ellas, ya sabes si no puedes con tu enemigo… 😉 Como siempre, me encantan tus post y tu sentido del humor, un besito

Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s