Con qué me quedo de la Big Eyes de Maybelline

Existen máscaras de pestañas de muchos tipos. Entre ellas, las que tienen dos cepillos.

Uno por un lado, y el otro, por el otro. Así son y así nos sirven para agrandar más y más los ojos al servicio de nuestros deseos, siempre insatisfechos (¡cómo somos…!). Las casas de cosméticos, que bien lo saben, no dejan de tentarnos. Y nosotras, no dejamos de caer. Por eso nos gustan tanto…

Sigue leyendo

Anuncios

Máscara de pestañas: Cómo aplicarla

Me encantan los anuncios de máscaras de pestañas porque ahí es cuando te das cuenta de las cosas increíbles que puedes hacer con ellas: alargarlas, cruvarlas, engrosarlas, de repente verlas en 3D,  en 4D!, voluminizarlas, arrugarlas, escurrirlas… vamos, que sólo falta cocinarlas y echarles sal… ¡impresionante!

Pero sea la máscara de pestañas que utilices, los pasos para una correcta aplicación son siempre los mismos:

1. Aunque te de repelús, merece la pena el resultado: cúrvalas con un rizador de pestañas.

2. “Engancha” bien el cepillo a la base de la pestaña. Sí, ahí mismo. Asegúrate de empezar bien abajo. Te puedes ayudar levantando un poco el párpado con la otra mano.

3. Una vez bien “enganchado”, vete peinándolas hacia arriba moviendo el cepillo de un lado a otro, en zig-zag.

4. Si ves que se te ha quedado algún grumo por ahí perdido: los que se te hayan quedado en las pestañas se quitan peinándolas con un cepillo de pestañas y los que tengas fuera de las pestañas, en la piel, con un bastoncillo de algodón.

Con esto ya deberías poder lucir unas pestañas de infarto… 😉

 

Pestañotas5