Con qué me quedo de la Big Eyes de Maybelline

Existen máscaras de pestañas de muchos tipos. Entre ellas, las que tienen dos cepillos.

Uno por un lado, y el otro, por el otro. Así son y así nos sirven para agrandar más y más los ojos al servicio de nuestros deseos, siempre insatisfechos (¡cómo somos…!). Las casas de cosméticos, que bien lo saben, no dejan de tentarnos. Y nosotras, no dejamos de caer. Por eso nos gustan tanto…

Sigue leyendo

Anuncios

¿Para qué sirve el corrector verde?

El corrector verde tiene un color muy marciano pero es muy resultón. De eso no hay duda.

corrector_verde

Este corrector es muy útil para lograr un efecto de piel perfecta y libre de impurezas.

Con él, podemos camuflar todas las rojeces del rostro (pista: ¿recordáis la rueda de color?). Se aplica sobre granitos, capilares rotos y cualquier rojez que encontremos en la piel.

Por tanto, la necesidad de utilizar este corrector varía en función de las rojeces que tengamos en ese momento. Cuantas más rojeces, mayor necesidad. Por ese motivo, puede haber épocas del año (¡o del mes!) en las que haya más necesidad que en otras de utilizarlo. Es un producto que nos puede durar muchos años ya que normalmente utilizamos poca cantidad en cada uso. 

El corrector verde se puede encontrar en formato de lápiz, en crema o en líquido y se aplica siempre antes de la base de maquillaje. Personalmente, prefiero los formatos en crema por dos motivos: son más cubrientes y tienen menos riesgo de poder dejarse ver tras aplicar la base de maquillaje (sí, amigas, esto puede llegar a ocurrir).

Besos

La maldita ojera

Hoy os voy a contar un truco porque se que no se lo contaréis a nadie.

Este es un consejo para ese momento en que ya te has aplicado el corrector y todavía sigues percibiendo esa maldita sombra en ese maldito punto que está bajo el bendito lagrimal y muy cerca de tu nariz.

maldita_ojera

Algo que puede ayudar a solucionarlo es aplicar un poco (un pe.o.ce.o) de iluminador en crema en ese punto, difuminándolo a continuación.

Además, puedes aplicar el mismo corrector de ojeras por la zona del lagrimal, llegando a tocar la nariz y subiendo hasta la zona de los párpados inclusive, especialmente si no tienes pensado aplicar sombra de ojos y salir por ahí con la piel al aire (¡hala, descarada!).

Besos