Rubor: además de empacho y vergüenza, ¿qué es?

El rubor también es una forma de aplicar el colorete. Este método favorece a cualquier tipo de rostro, excepto aquellas que tienen una cara particularmente redondeada ya que acentuaría más su redondez.

Con el rubor, pretendemos evocar ese color lozano y natural que la vergüenza saca al rostro y lo enciende. Es ese pellizco en la mejilla para dar color al rostro ante una foto improvisada. Por esa razón, los rojos y rosados suelen ser los tonos más indicados para este tipo de colorete. Es ideal para un look de día muy natural.

Sigue leyendo